Ternura y travesuras en “Peter Rabbit”

Los clásicos cuentos de Beatrix Potter llegan al cine como una versión moderna de Tom y Jerry.

Peter Rabbit, el protagonista de los clásicos cuentos para niños escritos e ilustrados por la inglesa Beatrix Potter, llega al medio cinematográfico como la más reciente variación de la eterna rivalidad entre el coyote y el correcaminos, o Tom y Jerry, o Elmer Fudd y Bugs Bunny, elija usted su caricatura favorita. El acercamiento del director y coguionista Will Gluck distará mucho la inocencia del material original, pero apela directamente a los gustos contemporáneos del entretenimiento comercial dirigido a grandes y chicos por igual.

Lejos de convertirse en un clásico del cine familiar, la amena comedia no extiende su bienvenida y recurre al característico decoro británico para dar con el balance adecuado entre las travesuras de los animales -impresionantemente recreados mediante el uso de animación digital- y el humor provisto por los protagonistas de carne y hueso con quienes comparten la pantalla. James Corden presta su voz al personaje principal de Peter, el tierno e inquieto conejo que disfruta de colarse en el jardín del vecino en compañía de sus cuatro hermanos para robarle las verduras que ahí cultiva. Tan reñida es la batalla entre Peter y el viejo McGregor (Sam Neill) que este sufre un infarto, y los animales juran que ahora podrán darse la buena vida… pero no.

Es aquí donde hace su entrada Domhnall Gleeson como Thomas, el sobrino de McGregor que hereda la propiedad. Si usted quisiera añadirle una dimensión a su divertida interpretación, imagínese que está viendo a su General Hux de las últimas entregas de Star Wars solo que atrapado en un pintoresco pueblito inglés. En lugar de rebeldes, Thomas a quienes quiere aplastar es a los animales silvestres que le hacen la vida imposible, dando paso a una serie de encontronazos en los que se dan de parte y parte. Gleeson sabe perfectamente el tipo de película en la que está actuando, acentuando el humor físico e incurriendo en las exageraciones que para los niños resultan ideales, provocando las mayores carcajadas del filme.

El reparto incluye a Rose Byrne -quien siempre le agrega algo a cualquier elenco por más mínima que sea su aportación- como la cuidadora de los conejos y la vecina de Thomas, con quien inicia una relación, incrementando el antagonismo entre este y Peter. Mención aparte merecen Daisy Ridley, Margot Robbie y Elizabeth Debicki, como las hermanas de Peter, quienes junto a los tremendos animadores hacen, que estos tres personajes hagan reír cada vez que aparecen en alguna escena.

Y la verdad es que no hay mucho más que decir acerca de Peter Rabbit. A los niños les encantará mientras que los adultos no deberían pasarla nada mal viendo estas payasadas.

Si te gustan mis críticas de cine, te invito a apoyar mi trabajo a través de Patreon

Posted by Mario Alegre Femenías

Nacido en Puerto Rico y criado en el cine, Mario Alegre Femenías se desempeña como crítico de cine desde el 2003. Sus héroes cinematográficos incluyen a David Lynch, Akira Kurosawa, Studio Ghibli y Mr. Miyagi. En su tiempo libre disfruta de los juegos de mesa, los videojuegos y educar a sus hijos "on the ways of the Force".

Comparte tu opinión

%d bloggers like this: